23 octubre 2011

Good Vibrations


[Basado en sueños lejanos]

Suena algo, mi despertador tal vez. A duras penas puedo abrir los ojos. Estoy en la cama, en mi cama. Esta vez ni estoy en el suelo ni en la cama de una mujer.
Eso es un buen paso.


Con lo poco que dejan ver mis parpados, veo mis vaqueros tirados en el suelo, monedas por el sueño.  Billetes no, monedas. No recuerdo nada. Eso es un muy mal paso. Pero estoy vivo, no siento ninguna cicatriz en mis riñones, ni tengo mis manos esposadas al cabecero de la cama. Sigue sonando algo, cierro los ojos y lentamente me doy la vuelta al mismo tiempo que de mis labios sale un resoplido que parece pronunciar: “joderrrr” .
En ese corto momento, el mundo acaba de dar tres vueltas completas dentro de mi cabeza.
Vuelvo a intentar abrir los ojos, no veo una mierda. Los cierro, respiro. Ya es oficial…

Tengo una resaca que ni Satanás el día después de enterarse de la crucifixión de cristo.
Algo retumba dentro de mi cabeza. Música será

resacosix
Desde hace muchos años, si en un momento dado de mi vida coinciden "despertador sonando" y resaca, eso solo puede significar una cosa... que me quedan dos horas para hacer algo.
Se que para una persona normal (común) esto es absurdo. Si quieres hacer algo, te pones el despertador antes, te levantas, te duchas y te vas a hacer lo que tengas que hacer.
Pero yo soy anormal. Con todo lo malo que eso tiene. Y he aprendido que si tengo que hacer algo y existe la posibilidad de que mi noche termine con mis vaqueros tirados en el suelo de la habitación rodeados de monedas….necesito tiempo con el despertador.
Sigue sonando. (Creo que un despertador es el objeto mas insultado de la historia de la humanidad, todos nos cagamos en el a diario. Pero ahí sigue. Le odiamos, pero el nos quiere).
Me quedan dos horas para hacer algo. ¿el que?
Ni puta idea. Ya me acordaré. Para eso están las dos horas.
Enrollo la almohada a mi cabeza y vuelvo a suspirar un segundo “joder” y empieza la reconstrucción de los hechos.
Me vienen destellos de la noche. Viernes, Madrid, una farola sobre mi, una luna detrás de la farola. (Coño estoy tumbado en la acera). Me levanto, solo ha sido un resbalón.
Sigo reconstruyendo. Guitarras, gente, concierto….acabáramos.
The Beach boys (los chicos de la playa para los que no sepan alemán). Ahora empiezo a ver mas clara toda mi noche.

Ocho de la tarde. SI alguien me ha invitado a ver a los Beach, que menos que tener un detalle con esa persona. Pero las apuestas y otros vicios me tienen tieso.
Bajo a una tienda de chinos, los mismos chinos que dentro de trece años dominarán el jodido mundo. Le pido al chino una petaca.
El chino me saca de todo menos una petaca. Viejo truco de tienda de chinos, da igual lo que pidas que un chino nunca te va a decir : "no lo tengo".
Si insistes terminara confesando que no lo tiene, pero de primeras, ni de coña.
Finalmente confiesa, no tiene petacas. Necesito una petaca, pero el chino no tiene. (Como se enteren sus jefes que no tiene petacas, lo trocean y mas pollo al limón para los restaurantes). Las tiendas de chinos tienen de todo. Llevo años poniéndolos a prueba. Da igual lo que les pidas. Lo tienen.
Estoy convencido que si les pides una maquina del tiempo…la tienen. Lo único que pasa es que a  nadie se les ha ocurrido pedírsela.
Pero este chinito no tiene petacas. Plan B. entre el chino y yo saldremos de esta.
IMPROVISACIÓN

Le compro cuatro botellas trasparentes con pulverizador para perfume de mujer. El chino me mira y lee en mis ojos mi descabellado plan de llenar esas botellas para perfume de mujer con…
whisky.
¿Cuánto es?  Le digo al chinito.
3.40 € me contesta.
Da igual lo que le pidas a un chino. No se como lo hacen. Te va a decir 3.40. Siempre es tres cuarenta. Si compras algo más…7.20 y si es mucho más…14.50.
Son gente muy rara. Deberíamos vigilarles más de cerca. (Al tiempo).
Me marcho con mis cuatro pulverizadores de perfume femenino. ¿Locura? Genialidad? ¿Idiotez?

NECESIDAD.
La sociedad me empuja a hacer estas cosas.
Quedo con el amigo john laks. Mi amigo John queda con su amiga miss L y la amiga de mi amigo queda con wolf. Ellos y mis pulverizadores de perfume femenino llenos de whisky nos vamos en busca de los Beach boys.

ACTITUD.
Madrid se deja querer. Siempre se deja querer. Es verano, los pijos huyen a las playas de Santander, los curritos a Benidorm y  la clase social muerta está viendo sálvame y lo mejor de todo, la plaga de modernos de mierda que ultimamente invade Madrid se han ido a ver a los strokes a Benicasim. ¿Quién cojones son los Strokes? ¿Con quien han empatado los strokes?
Por fin se para el despertador. Eso me da cinco minutos para pensar hasta que vuelva a sonar.
Pero ni diez resacas me harían olvidar el concierto de los Beach de anoche. Mas viejos que la madre que parió a  Fraga y ahí están, calentando el escenario. A ritmo de playa, guitarra, olas y bikinis van tocando uno a uno sus temas. Dejan lo mejor para el final.

Es todo un detalle que empiecen soltando las baladas. Hay muchas parejas entre el publico con ganas de meterse mano y decirse lo mucho que se quieren y que mejor que “dont worry baby” para hacerlo. También puedo localizar entre la gente algún proyecto de pareja. Son tíos que invitan a una tía a un concierto como excusa para meterles los  morros. Se lleva haciendo siglos esto. Es el Abc. 

Los pulverizadores de perfume adaptados a mi whisky empiezan a hacer efecto. Empieza lo bueno. Puedo sentir como a la vez que baño mi paladar con cutty empieza a sonar I get ARound. Los pelos como escarpias. I get Around y notas como por las piernas te sube un cosquilleo empapado de nostalgia y buenos recuerdos. A veinte putos metros los Beach boys  están tocando i get aroud.
video

Y pasa lo que tiene que pasar cuando es verano y la luna no esta llena pero tu la ves llena del contento que llevas encima. Pasa que miras a la gente y…

Ahí están. Lo están haciendo! Están cantando el mítico “A guachi nai chi pai chi lu maiiii ¡!!!” que viene a ser “no tengo ni putisima idea de ingles pero que mas da porque me lo invento todo arounnd”.
Y entonces te viene uno que se sabe la letra de memoria y posiblemente en seis idiomas, se gira y te mira, y sonríe y te la canta y tu le sigues el rollo como si supieras que demonios cantan los beach boys. Pero lo que tu sabes, lo que tu ciertamente sabes es que...saldrás a dar vueltas (="i get aroound") 
Y vuelvo a pensar: ¿pero quien cojones son los strokes? Seguramente  las madres de los Strokes fantaseaban pensando en los Beach boys! Que coño, los padres de los strokes se tocaban escuchando a los Beach boys ¡!
Esto es ya un no parar. Creo que llevo dos canciones pulverizándome aire en la boca pero eso ya da igual. Los Beach (a pesar de la ausencia del mítico Wilson) suenan a playa que da gusto.
Toma ya, “Barbara Ann” y ahora “surfin USA” ¿quieres mas? Venga, un poquito de “Kokomo”, seguimos con “California Girls”, “in my room”…
Entre canción y canción, el cantante Mike love no para de tontear con las chicas de la primera fila. Al verle sonreír y saludarlas pienso que el estilo no se pierde….si alguna vez lo has tenido.
Mike es de la vieja escuela. Le gusta hacerlo bonito.
Toca estirarse. Pedimos una copa. (Hostión al canto) se veía venir. Pero Beach boys merecen beber mas pajaretes.
Otro trago, los focos  del escenario empiezan a apoderarse de mis ojos. Aparece en mi la sonrisa de idiota que te sale cuando vas algo borracho.
Bailas, das botes, te agarras a tu amigo, te das cuenta que te has agarrado a un tío que no es tu amigo, te das cuenta que el tío también piensa que se ha agarrado a su amigo. Y da igual!
Felicidad  que vienes, apareces a ratos y te vas sin despedirte.

Allí, a escasos metros de los Beach boys, cantando y dando botes, me paro un momento, echo un trago y me doy la vuelta. Me quedo quieto, inmóvil. Miro entre toda esa gente cantando y divirtiéndose. Y por un momento, tan solo por un momento pienso
¿y si no está todo perdido? ¿y si queda gente de verdad? Gente que piensa, que siente, gente que sabe que fue la Isla de Weight, o Woodstock. Gente que lee, escucha, se informa, gente que aprende, viaja, gente que piensa por si misma. Gente que reconoce donde esta la mentira. Gente que sale a una plaza sin miedo a que les dirán, a que les harán.
¿Y si no está todo perdido?.
Pero no es el momento de filosofar ni delirar. Vuelvo a mi. 
Mientras siento como a mi espalda Beach boys se despiden del gentío. Miro al público, doy un último trago a mi copa dispuesto a marcharme junto a lakas y L.
Un momento.
¿Qué está pasando aquí?
Nadie se mueve. Todo el mundo, quieto  y en silencio, sigue mirando el escenario.
“Ya han hecho un bis pienso”. ¿Qué pasa ? Me pregunto.
Como no me había dado cuenta antes (me contesto)
Vuelven a salir los Beach Boys…Y , simplemente, la tocan.

video

PLACER...

Ahora si, podemos irnos.

Cuarenta y cinco años después, Good Vibrations. El tiempo pasa, la sociedad avanza y retrocede a bandazos, las personas venimos para irnos, pero canciones como good vibrations ya nunca morirán. Se irán el día que se vaya el ser humano, ni antes ni después.
Conseguir eso, conseguir que parte de tu obra sea eterna, te hace a ti, en parte….eterno.
Eso no tiene precio.

Otro pequeño sueño cumplido. Eso es la vida, tal vez, eso. Ir cumpliendo pequeños sueños, uno detrás de otro. Ahora solo me falta que Jimmy Page le mande un sms de reconciliación a Robert Plant.

Todo esto esta muy bien, pero yo sigo allí, en mi cama, medio muerto. Intento recordar más, porque si algo tengo claro es que un pulverizador de perfume para mujer amenizado con whisky, no me deja así.
Piensa hai, piensa. Me digo con mi cabeza a punto de explotar.
Mierda. Me acaba de venir un flash a mi cabeza. Un destello. Es algo verde. No consigo verlo. Solo veo un cristal reluciente y algo verde…otro destello. Una bella camarera sonríe tras los vasos con ese brillo verde.
Ahora todo esta mas claro.Mas verde claro.
"Quien bien te quiere, te hará sufrir" la Fée Verte
Vuelve a sonar el despertador.
El tiempo nunca te espera.

0 comentarios: